Autor: Aitor García

Autor: Aitor García. AGV estudio

Diplomado en diseño industrial por la Escuela de Diseño de San Sebastián y la Escuela Experimental de Diseño de Madrid. Siendo estudiante participa ya en proyectos de interiorismo. Trabaja varios años en diversos estudios de Ingeniería de producto, nacionales e internacionales.
En el año 2001, se incorpora como socio y coordinador del departamento de diseño industrial, en Spiral Comunicación. Período durante el cual realiza proyectos integrales de desarrollo de productos, desde los estudios de mercado, asesoramiento en estrategia de nuevos productos, diseño de producto y coordinación de marketing.

Finalmente, en el año 2003 funda AGVestudio, un estudio especializado en proyectos integrales de diseño industrial centrados en el mundo del hábitat, espacios de trabajo ,equipamiento de centros escolares y geriátricos , mobiliario urbano , iluminación y diseño de interiores donde además se desempeñan asesoramientos en estrategia de productos y marketing. Estudio colaborador con universidades especializadas en el mundo del diseño, con apariciones en las mejores publicaciones especializadas. Los productos diseñados en AGVestudio se han expuesto en las más prestigiosas ferias internacionales  y son comercializados en los cinco continentes.

Las recientes nominaciones a los Germany Design Awards o el premio “AWARD FOR CHILDREN´S FURNITURE 2012″, en la Feria Internacional de China, celebrada en Shanghai. Durante estos años se han realizado colaboraciones nacionales e internacionales para conocidas empresas del sector como Fenabel, Ofita, Bior, Famo, Ziru, Bossia , Tagar, Zess, Yor, Esquitino, Bossia, Inclass, Métrika etc..

Bonita palabra, no se puede pesar ni medir, no tiene color, pero es la base y los cimientos de cualquier relación humana. Si hablamos de la relación profesional, como en nuestro caso, diseñador-empresa, el primer aspecto fundamental para poder trabajar, debe ser la confianza. Hay que ganársela, merecerla, trabajarla, disfrutarla…eso si, por las dos partes, tanto a nivel profesional, como personal. Este binomio hace crecer a empresas y diseñadores y ayuda a romper fronteras.

gosth de zessDespués de 15 años trabajando en un mundo tan fascinante como el del diseño industrial, me quiero quedar con un aspecto muy importante, al que no se le da la importancia que merece. Me gustaría hablar de las relaciones humanas (no olvidemos que las empresas productoras, sus proveedores, los estudios de arquitectura y prescripción, los clientes finales y utilizadores de cada producto, y como no, nosotros mismos, los equipos de diseño… ¡somos personas!). Para mí,  la relación empresa-diseñador, es un valor super-preciado…por eso me considero millonario en este aspecto. Este trabajo me ha dado relaciones humanas, amigos, viajes y lugares eternos, inolvidables momentos alrededor de una buena botellas de vino. ¡Que más se puede pedir! Si a esto se le suma un poquito de conocimiento de la industria, de los procesos, conocimiento de mercados y tendencias, grandes cantidades de trabajo y dedicación, honestidad y el talento y la elegancia en los diseños, que cada uno en nuestras posibilidades seamos capaces…el resultado suele ser buenos productos, colecciones rentables y apreciadas por el mercado.

Cuando analizamos experiencias anteriores de diseñadores con empresas fabricantes ya sean propias o de compañeros de profesión, te das cuenta que sus historias están entrecruzadas, se comparten,  transitan en el mismo barco durante mucho tiempo. Cada uno forma parte del otro. El conocimiento que adquiere uno del otro es inmenso, tanto a niveles personal como profesional. Sólo así nacen los buenos trabajos. Yo no lo entendería de otra manera. Si un equipo de diseño industrial externo trabaja con una empresa, debe conocer cien por cien los sistemas productivos así como las posibilidades reales de investigación y de inversión. No olvidemos una de las partes más importantes y estratégicas de cada organización, que son, sin duda, sus equipos humanos. Es necesario y enriquecedor. Al final de todo, somos personas. Por otro lado pienso que hay que ser honestos, también por nuestra parte. La empresa debe de conocer nuestros movimientos estratégicos en cada sector. No entendería trabajar para dos empresas competentes entre sí dentro del mismo país. Lo que ocurre dentro de cada empresa es sagrado.

banco P01 de esquitinoSe me está ocurriendo uno de mis clientes…., con el que tenemos varios proyectos. Lo curioso es, que los contratos de los nuevos trabajos que en este momento están en marcha, e incluso casi a la venta, aún los tenemos sin firmar. Nos vale con nuestra palabra. En muy rara ocasión hablamos de dinero, casi nunca. Solo hablamos de trabajo, de conceptos, de análisis de mercado, de colores, de luz, de diseño, de materiales, de sensaciones, de vino… Cuando estoy en su fábrica ¡me siento en casa!

Sorprendentemente, si lo anterior se cumple, las cosas avanzan, los mercados se amplían, en el mundillo del diseño se conoce…y acaba traspasando fronteras y océanos.

Es una gran satisfacción poder exportar diseño basado en la dedicación y el trabajo, en el cuidado de las empresas y su recorrido, en la aportación de muchas horas de análisis, conceptos y humildes aportaciones estéticas… lo demás es fácil, solo son llamadas, videoconferencias, correos electrónicos, aeropuertos y tecnologías democratizadas.
Al final de cada jornada, te das cuenta que el mundo es muy pequeño, que las fronteras han nacido para romperse, tanto a nivel profesional como personal… ¿Por qué no?

Confianza
Ayudanos a mejorar. Dinos que te ha parecido este artículo. Desliza la barra inferior para indicarnos la puntuación que crees merece el autor con la redacción de éste artículo. ¡Gracias por participar!
9.2Nota Final
Puntaje De Lectores: (3 Votos)
9.2

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.